ALZHEIMER: CONOZCA LOS SÍNTOMAS QUE LO DELATAN

Sábado 29 de septiembre de 2012

Se caracteriza como una falla de memoria, pero generalmente se presenta acompañada de apraxia, que es cuando se comienzan a olvidar algunos actos básicos como abrocharse la camisa o los cordones de los zapatos. También puede sumar trastornos del lenguaje lo que en medicina se conoce como afasia.

Se trata del alzheimer, un tipo de demencia que se ha convertido en la más frecuente entre la población adulta.

La enfermedad suele presentarse sobre los 70 años y generalmente afecta a los hombres. Sin embargo, a los 60 pueden evidenciarse en el paciente algunas etapas leves de la patología que pueden pasar inadvertidas.

Por ello los especialistas recomiendan a las personas, si están en la tercera edad y observan algunas fallas de memoria progresiva, que consulten al neurólogo.

ETAPAS DEL MAL

Marcelo De Giorgis, neurólogo de Clínica Ciudad del Mar, dice que el alzheimer “es una enfermedad esporádica, esto es que se da al azar”.

Hace hincapié en que es importante considerar que “en aquellas familias donde alguno de los padres tuvo demencia, existe una mayor probabilidad que el hijo también la tenga. Pese a lo anterior, no existe una genética clara como ocurre en otros países como, por ejemplo, Alemania”.

Los síntomas pueden variar según la etapa de la enfermedad. En los inicios de la patología los enfermos suelen ser menos enérgicos, muestran pérdida mínima de memoria y cambios de humor, volviéndose más lentos para reaccionar y aprender.

En la fase moderada, los individuos aún pueden realizar algunas actividades de manera independiente, pero requieren ayuda para poder efectuar aquellas que son más complejas.
Además, se olvidan de acontecimientos recientes y de su historia personal, andan cada vez más desorientados y desconectados de la realidad.

Durante la fase final, pueden llegar incluso a perder la capacidad de alimentarse por sí solos, hablar, reconocer personas y tener el control de las funciones corporales. Su memoria se agrava y puede llegar a ser casi inexistente.

DESCARTAR ENFERMEDADES

El especialista recomienda que la persona consulte al especialista una vez que haya presentado un trastorno de memoria progresivo durante al menos 3 meses.

Dependiendo de la intensidad de la pérdida de memoria, el paciente será sometido a un estudio más acucioso y a exámenes de carácter físicos y neurológicos, además de análisis de laboratorio que servirán para descartar otro tipo de enfermedades crónicas.

Entre estas patologías figuran el hipotiroidismo, que es muy frecuente en el adulto mayor y puede cursar una lentitud y falla de memoria. Pese a ser un problema netamente endocrinólogico, el mal puede confundirse con una demencia, apunta el médico.

También se debe precisar si el enfermo no sufre insuficiencia renal que también se presenta en los pacientes mayores, especialmente cuando están poli medicamentados, agrega el neurólogo.

El paciente puede sufrir también una encefalopatía que, en la mayoría de los casos, viene acompañada de fallas en los procesos cognitivos a causa del aumento de la uremia.

FALSAS DEMENCIAS

Los estudios señalan que en un 13% a un 16% de los casos, se han encontrado demencias reversibles, las cuales son denominadas falsas demencias.

“Esto se produce en aquellos casos que existía una enfermedad general que había pasado desapercibida, por lo que al corregir dicha enfermedad, la demencia se mejora. Un caso típico es la depresión del adulto mayor”, sostiene De Giorgis.

Pulse Aquí a la Fuente

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>