ALZHEIMER: DIETA MEDITERRÁNEA Y EJERCITAR LA MENTE RETRASAN SU LLEGADA

Jueves 21 de marzo de 2013

Una tarde de domingo don Pepe no quiso bajarse del auto. Su hija lo había llevado a pasear a Buin y al regreso él decidió quedarse sentado en el vehículo. Convencerlo de que debía entrar a la casa fue un drama. Ese día marcó un antes y un después en la familia. El anciano fue diagnosticado de alzheimer.

La enfermedad, que se estima afecta en Chile a 180 mil personas, fue puesta de relieve esta semana a causa del deceso de la actriz Myriam Palacios, quien la padecía desde hacía una década, y del conocido sexólogo, Eduardo Pino, quien estuvo 9 horas extraviado el domingo pasado y pensaba que estaba de paseo.

La patología, que según algunos estudios se debe a la alteración de células cerebrales, pérdida de conexiones nerviosas y muertes de éstas, suele diagnosticarse cuando está avanzada, porque algunos de sus síntomas, como olvidos o desorientaciones, pueden ser pasados por alto.

VEJEZ ES FACTOR DE RIESGO

Carolina Delgado, neuróloga de la Clínica Santa María, señala a Nación.cl que a medida que envejece la población se incrementa la prevalencia del alzheimer y otras enfermedades neurodegenerativas. Se estima que cada 20 años se duplica la cantidad de enfermos con este mal.

Las mujeres suelen ser las más afectadas, simplemente “porque vivimos más”, subraya la especialista. Un 10% de la prevalencia de la patología está en los mayores de 60 años.

El principal de riesgo es la vejez, dado que incrementa la posibilidad de adquirir la enfermedad en un 50%, apunta la neuróloga.

Otras causas que la originan se asocian también a los problemas cardiovasculares: hipertensión mal controlada, diabetes, obesidad.

Los que desarrollan la enfermedad por un componente genético ascienden al 2%.

SE PUEDE RETRASAR

– ¿Se le puede prevenir?

– No se puede prevenir, pero sí retrasarla. Esto se logra manejando adecuadamente la hipertensión, diabetes. Se recomienda hacer ejercicios, seguir una dieta rica en frutas y verduras, en granos, aceites vegetales, disminuir el consumo de carnes rojas. En este sentido, se recomienda la dieta mediterránea. Lo otro que ayuda es tener una alta educación (estudios universitarios y cursos en la adultez). Mientras más redes neuronales se desarrollan es más probable que no se adquiera la enfermedad hasta una edad avanzada.
Se sugiere también fomentar las habilidades cognitivas. “Estudiar en cualquier etapa de la vida, aprender un idioma, a usar el computador ayuda. Se ha comprobado que mientras mayor sea la escolaridad se retrasa su aparición”, detalla.

EN QUÉ FIJARSE

Los primeros síntomas se confunden con problemas cotidianos que le pueden pasar a cualquiera: olvidar dónde se dejó una cosa, lo que se iba a hacer.
“Lo más significativo es repetir muchas veces lo mismo. Contar una anécdota en varias oportunidades o desorientarse en la ciudad, hasta llegar a perderse”, indica.
Cuando la enfermedad está más desarrollada el enfermo olvida a las personas conocidas, a sus familiares.

NO HAY TRATAMIENTO

Todavía no existe ningún tratamiento que sea curativo, es decir que pueda revertir la patología de daño cerebral, pero sí hay terapias paliativas que mejoran un poco la memoria, la atención.
Al paciente se le suministran medicamentos, pero el tratamiento “es de un alto costo y tiene un efecto leve”, sostiene Carolina Delgado.
A medida que la patología avanza el afectado se torna incapaz de tomar decisiones y no podrá vivir solo. “Ya no podrá cocinar, ir de compras”, agrega.

MEMORIA AFECTIVA

– Cuando el mal ha progresado y el paciente ha olvidado recuerdos inmediatos y a sus familiares, ¿es posible que todavía pueda recordar a alguien que quiso mucho? – Los enfermos pierden la memoria bien reciente, de horas, días, meses. Las memorias afectivas tienden a estar bien preservadas. Los enfermos son capaces de entender el tono con el que se les habla, identifican cuando se les reta o se les trata cariñosamente. Es por eso que es importante que sus familiares mantengan la calma, la objetividad cuando los asisten.

– ¿Qué le recomendaría usted a los parientes de un enfermo que se sienten superados por el problema?

– Es súper importante que la familia y el paciente decidan qué pasará con sus bienes antes que esta persona pierda la capacidad de juicio. Si el enfermo posee los medios, y no tiene trastornos de la conducta, lo ideal es que los familiares permanezcan con él, porque a medida que el paciente se mantiene con contactos personales es más lento el avance de la enfermedad. El hecho de conversar todos los días un poco, jugar a las cartas, ayuda a que se vayan regenerando ciertas neuronas y el mal avance más lento.

EVALUAR MEMORIA

La neuróloga de la Clínica Santa María recomienda a los adultos que se realicen una evaluación de la memoria y de otras funciones cerebrales para que cuenten con un diagnóstico.
“Se aconseja hacerse un chequeo sanguíneo y un escáner o resonancia al cerebro”, manifiesta.

Fuente

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>