Conoce la Enfermedad Vascular Cerebral

viernes, 07 de junio de 2013

En nuestro país, al igual que en otras partes del mundo, este padecimiento representa una de las principales causas de muerte en personas mayores de 55 años, y quizá lo más importante, la principal causa de incapacidad o limitación para la realización de actividades de la vida diaria de manera independiente. Por si esto fuera poco, se trata de la segunda causa de demencia después de la terrible enfermedad de Alzheimer.

Un Evento Vascular Cerebral (EVC), puede ocurrir cuando una arteria se obstruye produciendo interrupción o pérdida repentina del flujo sanguíneo cerebral (infarto o embolia), o bien, ser el resultado de la ruptura de un vaso (hemorragia o derrame). Pero a su vez, cada uno de ellos pueden estar causados por diferentes mecanismos, por lo que en cada paciente es necesario realizar diferentes estudios, tratando de establecer tratamientos que disminuyan el riesgo de nuevos eventos.

INFARTO O EMBOLIA

El infarto cerebral o embolia puede tener varías causas, aunque la más frecuente es la ateroesclerosis, que corresponde al depósito de colesterol y otros elementos en las paredes de los vasos sanguíneos, lo que condiciona la disminución u obstrucción del flujo de sangre hacia el cerebro. Otras causas de infarto cerebral o embolia se originan en el corazón con la formación de coágulos que llegan desde este punto hacia el cerebro, obstruyendo las arterias cerebrales.

La hemorragia cerebral o derrame cerebral es causado por la ruptura de una arteria cerebral, lo que ocasiona el derramamiento de sangre en el cerebro.

Su principal causa es la hipertensión arterial. Hay síntomas muy claros que nos permiten reconocer este padecimiento y que alertan sobre la urgencia de recibir atención médica.

Síntomas de alerta

Entumecimiento, debilidad o parálisis de la cara, el brazo o la pierna, en uno o ambos lados del cuerpo, y que aparece en forma repentina o súbita. Para valorar esto, puede pedírsele al paciente que sonría, que levante los brazos, y los mantenga por espacio de 10 segundos levantados.

Incapacidad repentina para comunicarse, ya sea por dificultad para hablar o comprender. Si sospecha de que alguien tiene esta alteración, se sugiere pedirle que repita una frase como “hoy es un día soleado”, para valorar si comprende y puede producir lenguaje. Otros datos que pueden hacer sospechar de un EVC, principalmente de tipo hemorragia o derrame, son:
Aparición súbita de dolor de cabeza y de gran intensidad.
Que el dolor de cabeza se acompañe de pérdida de la conciencia. Estos signos de alarma pueden durar sólo unos cuantos minutos y luego desaparecer, o pueden preceder a un EVC de mayores consecuencias, requiriendo de atención médica inmediata.

Emergencia médica

Un Evento Vascular Cerebral es una emergencia médica. Cada minuto cuenta cuando alguien está sufriendo un EVC. Cuanto más tiempo dure la interrupción del flujo sanguíneo hacia el cerebro, mayor es el daño. La atención inmediata puede salvar la vida de la persona y aumentar sus posibilidades de una recuperación exitosa.

Fuente

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>