CONTRA LA PESTE DEL OLVIDO

Por JUAN JOSÉ HOYOS | Publicado el 20 de mayo de 2012

…Él estudiaba el primer año de Medicina en la Universidad de Antioquia. “Me tocó verla en una silla de ruedas, no podía caminar, no podía hablar, no reconocía a sus hijos ni a sus nietos” cuenta en una entrevista publicada en 2007. “Entonces sentí rabia con los médicos porque no podían encontrar una solución”.

Hoy, después de un largo trabajo del Grupo de Neurociencias de la Universidad de Antioquia, el doctor Lopera ha encontrado una respuesta provisional a su pregunta. Un estudio médico encabezado por él y su grupo de investigadores halló una nueva luz en el camino de la posible cura del alzhéimer, la enfermedad neurodegenerativa que causa la pérdida de memoria. El hallazgo permite experimentar la posible cura con un nuevo fármaco que lleva el nombre de Crenezumab. El doctor Eric Reiman, uno de los líderes de la investigación, explicó que el tratamiento funciona “limpiando” unas placas de proteína, llamada beta-amiloide, que se forman en el cerebro de los pacientes que padecen esta enfermedad. Se cree que esas placas provocan el Alzheimer.

La prueba con el fármaco se realizará en personas que desarrollan la enfermedad de manera genética. El ensayo clínico estudiará los efectos de un tratamiento experimental en 300 miembros de una familia colombiana que tienen riesgo genético de desarrollar la enfermedad pero aún no han presentado síntomas.

Según el doctor Lopera, el raro defecto genético de este grupo provoca una forma de demencia cuyos síntomas comienzan a presentarse alrededor de los 45 años. La investigación es llevada a cabo por el Instituto Nacional de Salud de Estados Unidos, el Instituto Banner de Alzheimer en Arizona, el centro de investigación Genentech de la farmacéutica Roche en California, y la Universidad de Antioquia, en Colombia.

La investigación en Colombia es dirigida por el doctor Lopera, quien descubrió durante la década de 1980 el devastador historial médico de una familia que vive en el Norte de Antioquia, la misma región donde nació y creció su abuela.

Según la Organización Mundial de la Salud, unos 36 millones de personas viven en el mundo con demencia provocada por el Alzheimer y se cree que esta cifra se duplicará para el año 2030, superando los 66 millones. “Este ensayo representa una enorme esperanza para estas personas. Para los que tienen la mutación genética, es una oportunidad de modificar su destino. Para los que no son portadores, es la posibilidad de salvar a sus seres queridos. Todos ellos quieren un futuro distinto” dijo el doctor Lopera. Si los resultados del ensayo son positivos, el fármaco podría utilizarse con millones de individuos más que presentan el riesgo de sufrir la forma más convencional de Alzheimer.

La enfermedad de Alzheimer, según el doctor Lopera, provoca la imposibilidad de reconocer un orden en el tiempo y un norte en el espacio, arrastra al fracaso los intentos de construir nuevos recuerdos y produce el desmoronamiento de los ya almacenados. “Es la marca trágica de la peste de la memoria”.

Pulse Aquí a la Fuente

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>