Diversión y actividad, contra el Alzheimer

Lunes, 11 de Junio de 2012

“El señor Alzheimer llegó a nuestro hogar como un huésped indeseado, pero el rato que ya estuvo dentro, nos tocó conocerlo a profundidad, tratarlo, inclusive amarlo”, cuenta María del Carmen Albuja, quien conoce de cerca la enfermedad, debido a que su marido la padece.

Comenta que para ella fue muy duro enterarse de qué entidad tenía su marido, pero eso la obligó a leer, a investigar y a cambiar muchas de las ideas que tenía, para brindarle mucho más amor, de una manera diferente.

“Él dibujaba y ese era su modo de expresarse, pero cuando noté que todo lo pintaba con colores oscuros y que se representaba como un hombre pequeño, me preocupé y empecé a tratar de cambiar esa visión que estaba adquiriendo de sí mismo. Lo saqué a la naturaleza y le regalé pinturas de otros tonos”, señala.

Una difícil patología

El Alzhemier es una enfermedad que consiste en la pérdida de memoria debido a que mueren las células del cerebro. No se sabe cuál es su causa, pero la mayoría de casos se presentan durante la tercera edad, comenta Cecilia Ordóñez, directora del centro TASE, que se encarga de brindar talleres a los pacientes para que la entidad no avance tan rápido.

La experta añade que el Alzheimer es degenerativo, por lo que las personas empiezan a olvidar ciertos aspectos de la vida, una situación que se agrava con el tiempo, pues con el paso de los meses, los individuos ya no recuerdan cómo vestirse, cómo comer o incluso cómo respirar.

Sin embargo, hay que tener en cuenta que no afecta igual a toda la gente, ya que todo depende de la personalidad de cada uno, de las etapas en las que se encuentre, de su estilo de vida, de sus experiencias y del ambiente en el que se desenvuelve.

Tratamiento

Para ayudar al paciente hay que darle fármacos que le mantienen estable, pero que no le curan porque todavía no se ha descubierto una forma de remediar la patología.

Por eso, es recomendable acompañar la medicación con una terapia que permita que la persona se sienta emocionalmente bien y que le dé la motivación para hacer cosas, señala Ordóñez, quien agrega que las rutinas son esenciales para combatir la entidad y que la idea básica es motivar a que cada individuo siga usando las facultades que tiene, para que no se le olvide.

Para que sean más efectivas las clases, se realizan diferentes actividades, las cuales dependen del gusto de cada persona, de sus intereses, sus capacidades, sus fortalezas y sus dificultades. Por ejemplo, quienes tienen dificultades para hablar, realizarán ejercicios de expresión corporal como teatro o pantomima, con lo cual también fortalecen su expresión escrita.

Ocupación

Mantenerse activo ayuda a que la persona se sienta mejor, ya que la estimulación cognitiva mejora el estado de ánimo, la acción física fortalece el equilibrio y previene las caídas y el arte ayuda a expresar las emociones.

Se hacen ejercicios de cálculo, de lenguaje (juegos de palabras), actividades de memoria, se arman objetos con piezas de diferentes materiales, dibujan lo que observan, se hace que perciban sensaciones, que sepan en qué fecha están y se busca que se rían y se entretengan.

Aparte, el compartir y estar con otra gente evita que el individuo se aísle y se retraiga en su mundo, pues esto hace que pierda más rápido sus habilidades y facultades de comunicación.

“La idea es que se diviertan, porque así producen más y no se fijan en los errores”, señala Ordóñez.

EL DATO
Los talleres se realizan de lunes a viernes de 9:00 a 13:00 o de 14:00 a 18:00. La gente escoge cual de los dos horarios le conviene.

Alzheimer
Primeros síntomas

Olvida frecuentemente los eventos recientes.

Olvida en qué fecha están o los lugares que ha visitado frecuentemente.

Pierde habilidades.

Se hace irritable, suspicaz o temeroso.

Desatiende sus deberes.

Desconoce números o cómo usarlos.

Pierde interés, iniciativa y motivación.

Tiene dificultad para concentrarse.

El papel de la familia

Las gente más cercana es la principal referencia de memoria que tiene un paciente con Alzheimer, afirma María del Carmen Albuja, esposa de una persona con la enfermedad.

“Pero mientras sigue avanzando la entidad, se debe buscar un sitio de apoyo, hay que dejarse ayudar y no desesperarse”, enfatiza la mujer, quien agrega que la rutina del cada día indica cuándo se necesita de un auxilio.

Aparte de todo esto, hay algo que para Albuja es fundamental que se cumpla en cada familia, se trata de lo que ha denominado como ‘las tres A’: Aceptación, Amor y Alegría, las cuales ayudarán a decidir “sabiamente” qué hacer en cada momento.

Carta de un padre con Alzheimer a su hija para explicarle su enfermedad

Raúl Guarderas

Quiero contarte un cuento, mi cuento. Estoy en otro mundo, he permitido que entren a mi cerebro los duendecitos y libélulas del bosque, y sueño más que nunca, toco mi flauta y bailan conmigo.
La gente me dice que estoy ido, yo me siento bienvenido y bendecido.

Volé a Bagdad, viví el sueño de las Mil y una noches antes de que llegaran los gringos a destruir todo. Encontré la lámpara maravillosa, me subí a la alfombra mágica y a aterricé en la alfombra verde de Tambillo para no escuchar el boom de la destrucción.

La María me dice ¡aterriza Raúl, aterriza!, y yo prendo la televisión y lo único que veo es sangre, sudor, dolor y lágrimas y me pregunto: ¿Para qué regresé del planeta de mis sueños?

La María me lleva donde los médicos, yo digo que son mendigos porque siempre le quitan plata a mi mujer, me obligan a repetir cosas que no me importan. Cuando me dicen cuáles son los colores de la bandera, yo les digo sol, cielo y atardecer, cuando me enseñan un paraguas yo digo que son alas de libélula. Me río en silencio de sus tonteras. ¡Ya serio, señor Guarderas!, me dicen… solo de niños y viejos podemos soñar.

“Pulse Aquí a la Fuente”:http://www.lahora.com.ec/index.php/noticias/show/1101343635/-1/Diversión_y_actividad,_contra_el_Alzheimer_.html

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>