El ano internacional del alzheimer 2011 «marcará un antes y un después»

El secretario de la Fundación, Arturo Coello, destacó que los objetivos del Año Internacional 2011 “se han cumplido sobradamente” y se ha conseguido sensibilizar a la población sobre la importancia de la investigación en Alzheimer. Por ello, consideró que el Año Internacional 2011 “marcará un antes y un después”.

La Fundación Reina Sofía ha agradecido su labor a las asociaciones, a la Fundación Pasqual Maragall, a la Administración y a las entidades privadas por el trabajo realizado en este Año Internacional 2011.

Según los expertos, se calcula que en 2050 se duplicará el número de personas enfermas de Alzheimer y esta cifra irá creciendo de forma exponencial. De ahí, la importancia de invertir en investigación como vía para paliar la degeneración que provoca la enfermedad.

En esta línea, especialistas en la materia coinciden en que el objetivo de curar a un enfermo de Alzheimer está muy lejos, pero existen muchas vías de investigación abiertas y que si se pudiera lograr el diagnóstico precoz se reduciría a la mitad el número de personas con Alzheimer.

Por su parte, el presidente de Ceafa, Arsenio Hueros, afirmó que el problema ha sido siempre la “invisibilidad” y un acontecimiento de este tipo a nivel mundial, ha permitido llevar a los medios esta problemática. Por ello, coincidió en señalar que el Año Internacional 2011 “ha marcado un antes y un después”.

Sobre la Ley de Dependencia y su aplicación, Hueros destacó que se trata de una buena ley “aunque no todo lo buena que quisiéramos” y explicó que “el gran problema es que no se ha podido aplicar por falta de recursos económicos. Hay 150.000 personas pendientes de que se aplique la ley”.

Las asociaciones, según el presidente de Ceafa, “son el único recurso que tiene el Estado para hacer frente a la enfermedad”. “Si la labor de las asociaciones las asumiera el Estado, se hundiría la Seguridad Social”, aseveró, al tiempo que destacó la necesidad de impulsar una política de Estado a este respecto y articular un Plan Nacional, para lo que, dejó claro, “vamos a hacer lo posible”.

Sobre posibles recortes en los fondos destinados a las asociaciones por parte del Estado, Hueros afirmó que “hay miedo ante posibles recortes porque ya se sienten los efectos de la crisis”. Según aseguró, “hay muchas asociaciones que se encuentran en una situación insostenible porque dependen de subvenciones y si no hay subvenciones no se pueden mantener servicios”, por lo que “la terapia farmacológica se convierte, hoy por hoy, en la solución”.

Finalmente, respecto al ámbito de la investigación, ha mostrado cautela y esperanza y, aunque no confía en una cura a corto y medio plazo porque la posibilidad de origen del Alzheimer es enorme, se puede conseguir que se llegue a cronificar, tal y como pasó con el SIDA en su momento.

(SERVIMEDIA)

23-DIC-11

Pulse Aquí a la Fuente

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>