El proyecto del Cerebro Humano

SANTANDER, 27 Jun. (EUROPA PRESS) –

El proyecto europeo del Cerebro Humano (Human Brain) puede conseguir dar respuesta a enfermedades como el Alzheimer o la esquizofrenia, enfermedades que radican en el cerebro y que, en estos momentos, “no tienen respuesta ni ningún tratamiento eficaz”.

Y es que este proyecto plantea la elaboración de modelos informáticos que permitan “probar miles de posible fármacos” para una enfermedad, sin tener que realizar “miles de experimentos y de gastar miles de millones de euros” con lo que, además, “no se avanza demasiado”, según ha señalado el neurobiólogo e investigador del Centro Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), Javier de Felipe.

Es por ello que, además de la financiación de 1.000 millones de euros con la cuenta el proyecto, ya hay empresas informáticas y farmacéuticas interesadas en participar en el mismo aportando financiación adicional, según lo ha afirmado De Felipe este jueves, en Santander, en una rueda de prensa con motivo de su intervención en el curso ‘Semana de Proyectos Europeos Flagship: Grafeno y Cerebro Humano’ que se desarrolla en la Universidad Internacional Menéndez Pelayo (UIMP).

De Felipe ha indicado que los modelos y simulaciones que se pretenden realizar en este proyecto, que cuenta con 1.000 millones de euros de financiación y comenzará en desarrollarse en octubre, tratarán de descifrar los “algoritmos matemáticos” que hacen funcionar al cerebro.

Y es que el cerebro humano es “una supercomputadora” que no sólo es del “tamaño de una mano” sino que “consume 12 voltios” para funcionar, por lo que los investigadores del proyecto, en el que ya participan más de 70 laboratorios de todo el mundo, se preguntan “cómo el cerebro hace procesos tan complejos y con tan poco consumo de energía”.

Para conocer estas respuestas, De Felipe ha indicado que se estudiará la estructura de las neuronas y su creación y se intentará diseñar un ordenador neuromórfico basado en la biología del cerebro con el objetivo de intentar “entender” este órgano humano desde una perspectiva mutidisciplinar, estudiando áreas como la psicología, la medicina, la neurobiología, la estadística o la informática.

Sobre esta última, ha señalado la incógnita de cómo el cerebro humano es capaz de reconocer las caras de las personas de forma “instantánea” y se ha preguntado lo qué se podría hacer si se construyese una herramienta informática que pudiese hacer lo mismo. Así ha manifestado el “avance” que sería para los aeropuertos el poder reconocer con las cámaras a todas las personas que circulan por los mismos.

Para concluir, De Felipe ha opinado que, pese a la “complejidad” de este órgano al que se suele considerar el “gran desconocido”, “no hay razón” para que “algún día” no se pueda llegar a conocer cómo funciona este órgano “finito”.

Fuente

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>