Familias luchan contra Alzheimer

La integración familiar es fundamental en el tratamiento de pacientes con Alzheimer, consideró Jaime Torres Contreras, director general del Instituto de la Memoria.

“Dentro de ese mundo que ellos empiezan a estar, la parte emocional es muy importante seguirla alimentando, eso les dará mayor entusiasmo, y buscando una mejor calidad de vida dentro de su esquema”, señaló.

Este apoyo beneficiará al enfermo y a la familia, que sufren un desgaste físico y emocional.

“Tener una persona con esta situación es demandante, y si esa demanda se carga en una sola persona, es un desgaste en tensión y estrés, y va perdiendo capacidad de respuesta ante situaciones del enfermo”, señaló.

El director dijo que este problema se acentúa cuando no se cuentan con herramientas de ayuda.

“Si los familiares, cuidadores, no tienen conocimiento en atención psicológica, de enfermería, trabajo ocupacional, empiezan a tener un estrés muy fuerte y se empiezan a deteriorar más rápido que el mismo enfermo”, añadió.

Aseguró que la vida de los familiares de pacientes enfermos da un giro de 360 grados y de manera progresiva, además de que en el 90% de los casos, el resto de la familia no se solidariza con el problema.

“Como los enfermos comienzan a tener desorientación, el proceso de acción de la vida diaria se va entorpeciendo y es muy demandante, angustiante, y hay quienes incluso la transforman en agresividad”, externó.

Actualmente, al Instituto asisten cerca de 130 personas para recibir tratamiento médico, psicológico y motriz.

El directivo aseguró que durante los últimos meses del año las complicaciones en el estado de ánimo se vuelven más eminentes, por lo que socializar es muy importante.

“Cuando ya alguien no tiene un proyecto de vida, algo que hacer, es un estimulante fuerte para caer en una depresión”.

‘Es muy difícil’

Desde hace tres años, Ernestina Gutiérrez Álvarez Tostado vive el padecimiento de la enfermedad de su madre, María de Jesús.

“Yo me había dado cuenta de su padecimiento porque lo viví con mi suegro, pero es muy difícil como familiar aceptar que tu madre esté en esa situación”.

“Aunque ya está comprobado médicamente, cuesta aceptarlo, sobre todo los cambios emocionales del enfermo”.

Ernestina compartió que la enfermedad le ha resultado muy complicada.

“Es muy triste vivir esta situación y quisieras aprovechar (al familiar) al máximo, tratamos de hacer lo mejor que se puede, dar una mejor calidad de vida”, dijo.

Además, recordó cómo su madre, quien tuvo en total nueve hijos y fungió como padre y madre, comenzó con actitudes agresivas desde hace seis años.

“Es algo que va avanzando, ella tuvo muchas situaciones y mis respetos por sacarnos adelante”.

El único apoyo

La vida de Arturo Alcántara Huitrón cambió hace año y medio cuando se convirtió en el cuidador principal de su mamá, Abelina.

“Yo sabía muy poco sobre la enfermedad, y tomé un curso para cuidador para poder afrontar mejor la situación”, conversó.

Hace aproximadamente año y medio, Arturo Huitrón detectó que su mamá padecía la enfermedad por el modo en que se comportaba.

“La llevé con el geriatra y fue de manera que se detectó el Alzheimer”, expresó Arturo, quien es el único encargado en cuidar de su madre junto con su esposa, debido a que sus hermanos no viven en la ciudad.

Coincidió en que lo más difícil es el desconocimiento de la enfermedad. “Es preocupante no saber qué implicaciones hay, además del modo de actuar es muy diferente y desesperante”.

Fuente…

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>