Honran a policías hispanos del centro de Florida por su heroísmo

EFE

El agente del alguacil del condado Orange Miguel Rosario recibió un trofeo de reconocimiento a su heroísmo luego de arriesgar su propia vida para salvar a un anciano enfermo que se encontraba en una casa en llamas que avistó camino a su trabajo.

“Cuando vi las llamas y pregunté a un muchacho que estaba como desesperado si había alguien dentro y me respondió que su papá, enfermo de Alzheimer, me lancé a la casa y salí con el señor, vivo”, dijo a Efe el puertorriqueño.

“La vida es siempre valiosa, y si estamos en un momento en que la de alguien está en riesgo y podemos salvarla, lo haría de nuevo”, manifestó el orgullo agente del alguacil que no sólo arriesgó su vida por lanzarse a las llamas, sino porque además, vestía su uniforme, hecho de tela de poliéster.

“Después que todo pasó, los bomberos me dijeron que si yo estaba loco por entrar a un fuego vestido con mi uniforme, hecho de una tela sumamente inflamable”, recordó.

“Me enteré hace tres días que me iban a dar un premio y me siento sumamente agradecido con mis compañeros”, aseveró.

La ceremonia de reconocimiento fue la décimo quinta que anualmente llevan a cabo las distintas agencias policiales locales de Florida, bajo los auspicios de ASIS Internacional, una organización internacional de profesionales de la seguridad, y que se celebró en un hotel de Orlando.

Lawson Lamar, fiscal del Distrito Nueve de Circuito Judicial de Florida, que cubre a los condados Orange y Osceola tuvo a cargo la entrega de los reconocimientos y destacó en su discurso la dedicación a su trabajo de los agentes.

“Gracias al trabajo de los oficiales de policías y civiles que trabajan junto con ellos, el Distrito Nueve ha logrado poner tras las rejas a más criminales que incluso Miami Dade”, dijo.

Junto a Rosario también fueron reconocidos los oficiales hispanos Marcus Camacho, de la oficina del alguacil de Orange, el policía de Orlando Ismael Hernández; el patrullero Edwin Rodríguez, y el detective Richard Román.

Este último no sólo ayudó a quitar de las manos de unos pandilleros, varios poderosos rifles AK-47, sino que además sacó de las calles más de 85 libras de analgésico recetados oxycontin, responsables por la muerte de siete floridanos al día según estadísticas de la Asociación de Médico Forense de Florida.

Un total de 25 oficiales, entre ellos los agentes Steven Knapp, del Servicio Secreto y Cheyenne Sykes, alguacil aéreo de la Administración de Seguridad en el Transporte, así como el perro policía Cooper, de la comisaría de Lake, fueron reconocidos.

Antes de la entrega de los reconocimientos, los presentes dedicaron un momento solemne para honrar, junto a la vela de los caídos, a los oficiales que murieron el año pasado durante el ejercicio de su labor, y nombraron especialmente al policía de origen mexicano Adolfo Crispín, quien fue acribillado a tiros cuando respondía a una actividad sospechosa en un parque de la ciudad de Lakeland, al suroeste de Orlando, en diciembre pasado.

Pulse Aquí a la Fuente

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>