La falta de ayudas hace peligrar los servicios de varias asociaciones y colectivos locales

…….
Los servicios de rehabilitación que ofrecen algunas entidades de carácter asistencial a sus asociados podrían verse afectados en caso de que el Ayuntamiento no les abone urgentemente las subvenciones pendientes de pago.

Aunque previsiblemente son más las asociaciones en situación precaria por falta de fondos, la voz de alarma procede de la Asociación de Familiares de Enfermos de Alzheimer (Afa Puerto), que comparte con la asociación Parkinson El Puerto un local en la calle Durango, 27. El Ayuntamiento adeuda a la asociación Afa Puerto un total de 12.000 euros en concepto de subvenciones del año 2009, de los cuales tan sólo ha sido ingresado en los últimos días una mínima parte (alrededor de 2.000 euros). El impago de estas ayudas pone en peligro la continuidad de los servicios asistenciales que ofrece Afa a sus asociados. Además, dadas las características de las personas enfermas a las que atiende la asociación, esta tiene un personal especializado formado por siete profesionales que requieren de unos gastos generales que está teniendo que cubrir la entidad con sus escasos recursos. Esto lleva a su presidenta Pilar Corrales a temer que finalmente tengan que verse obligados a reducir los servicios que ofrecen a los enfermos de alzheimer. En cuanto a las ayudas de 2010, la convocatoria acaba de salir, por lo que tampoco puede contar con esos fondos.

En una situación parecida se encuentra la asociación Parkinson El Puerto. La entidad comparte sede con Afa y hasta la fecha ha venido pagando una cuota de colaboración de 220 euros. Pero su precaria situación económica, ha obligado a Afa a triplicar la cuota que abona la asociación de ayuda a los enfermos de párkinson, que no pueden afrontar un gasto tan elevado.

Parkinson El Puerto ofrece igualmente a sus asociados y enfermos una serie de terapias necesarias para la mejora de sus patologías, lunes y viernes, de 17.30 a 21.00 horas, compaginando sus horarios con los de Afa. Según su presidente Hugo Ferney, la subida de la cuota motivada por el impago de las subvenciones resulta inasumible para la entidad, cuyo número de socios no es muy elevado. Esta situación puede llevar a Parkinson El Puerto a “quedarse literalmente en la calle”, lo que significaría un retroceso en la atención a estos enfermos. Desde Parkinson Puerto han expresado su intención de pedir una reunión con la concejala de Bienestar Social, Mariola Tocino, para encontrar una solución satisfactoria que permita a ambas asociaciones mantener las prestaciones que ofrece a los enfermos y familiares.

Pulse Aquí a la Noticia

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>