La Reina Sofía preside el I Simposio sobre el Alzhéimer en Salamanca

ABC / SALAMANCA
24/05/2013

La Reina Doña Sofía presidió este martes en Salamanca la inauguración del I Simposio internacional «Avances en la investigación sociosanitaria en la enfermedad de Alzheimer», organizado por la Fundación General de la Universidad de Salamanca con la colaboración de la Fundación Reina Sofía y el Centro de Referencia Estatal de Atención a Personas con Enfermedad de Alzheimer y otras Demencias con sede en la capital del Tormes.

Durante el acto, el rector de la Universidad salmantina, Daniel Hernández, ha resaltado la importancia de la investigación «como elemento fundamental para el progreso», al tiempo que elogió el trabajo desarrollado desde la Fundación General para poner en marcha el proyecto «Espacio Transfronterizo sobre el Envejecimiento», «que comparte problemas y busca soluciones», en el que se enmarca el simposio pues ha sido capaz de aglutinar los apoyos para conseguir poner en marcha una importante iniciativa de más de dos millones de euros financiada sustancialmente con fondos europeos. Su captación pone de manifiesto, apuntó, «la excelencia del trabajo que se realiza en la Universidad y la apuesta clara que se hace por transferir a la sociedad todos los conocimientos».

Mientras, la conferencia plenaria del Simposio corrió a cargo del doctor Bruno Dubois, de la Federación de Neurología del Hôpital Pitié Salpêtrière (París, Francia), quien abordó el problema del replanteamiento de la enfermedad de Alzheimer para la evolución «del concepto al diagnóstico». Para Dubois, «el aumento progresivo del conocimiento científico sobre los hechos patógenos y el curso de la EA ha conseguido que nuestra visión de la enfermedad y sus límites definitorios hayan experimentado un significativo avance», informa Ical.

Según ha explicado, la sociedad está evolucionando desde la concepción clásica de que el Alzhéimer sólo puede ser diagnosticado «cuando la enfermedad llegue al umbral de la discapacidad funcional de la demencia» y, de forma definitiva, con la confirmación post mortem a un nuevo concepto y marco de diagnóstico basado en biomarcadores «confiables» característicos de la enfermedad y obtenidos gracias a las imágenes de la estructura cerebral que ofrecen técnicas como la resonancia magnética, la tomografía por emisión de positrones o los análisis del líquido cefalorraquídeo. Esos métodos, avanzó Dubois, permitirán en un futuro el diagnóstico del Alzheimer «con un alto nivel de precisión incluso en la etapa de las primeras manifestaciones clínicas». Esta nueva tendencia en el diagnóstico, verá demostrada su utilidad y conveniencia para el mejor tratamiento del alzhéimer, a juicio del experto, «a medida que las cuestiones para su aplicación se vayan resolviendo y los investigadores empleen estos criterios en los diferentes estudios de investigación y ensayos clínicos».

El Simposio que alberga por vez primera Salamanca aunque con vocación de continuidad», según advirtió el rector, aglutina a varios de los especialistas mundiales en la materia. Así, en la primera de las sesiones, titulada «La enfermedad de Alzheimer desde una mirada actual» e introducida por la directora del Centro de Referencia Estatal de Atención a Personas con Enfermedad de Alzheimer y otras Demencias de Salamanca, María Isabel González Ingelmo, contó con la participación de la doctora Nori Graham, de Alzheimer Disease International, quien resaltó la «estrecha relación» del aumento de la incidencia en demencias con el envejecimiento que está experimentando la población mundial. Durante su intervención en la que abordó la superación del llamado «estigma de la demencia» puso de manifiesto que, a pesar de que en la actualidad hay una mayor conciencia pública, «a menudo la demencia sigue sin ser detectada o diagnosticada y la estigmatización de esta enfermedad es en gran parte la culpable de ello».

Por su parte, los expertos Pablo Martínez Lage, de la Fundación CITA-Alzheimer, y Maria do Rosario Zincke dos Reis, de Alzheimer Portugal (Portugal), repasaron la situación de la demencia en la Península haciendo hincapié en la importancia del diagnóstico precoz, aspecto que todavía no es una realidad debido, consideraron, a la falta de educación sanitaria de la población para la detección de los primeros síntomas así como, en ocasiones, al «retraso en el contexto de los sistemas sanitarios o a que el concepto de deterioro cognitivo ligero puede desviar la atención del diagnóstico de la demencia en fase leve».

En el mismo acto, el presidente de la Junta de Castilla y León, Juan Vicente Herrera, ha recordado la «atención preferente» que el Ejecutivo autonómico presta a los Servicios Sociales, hasta el punto de que la Comunidad lidera el desarrollo en esa área en el que la gestión avanzada en la atención a las personas dependientes también ocupa un lugar predominante. En 2012, recordó el presidente durante la inauguración del «I simposio Internacional Avances en la investigación sociosanitaria en la Enfermedad de Alzheimer», Castilla y León destinó 135 millones a la atención de personas con demencias, una cantidad ajustada a un territorio con una estructura demográfica «muy envejecida».

Fuente

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>