Producen un fragmento de anticuerpo que podría actuar contra el Alzheimer

01/08/2011
Universidad Autónoma de Barcelona

La enfermedad de Alzheimer está asociada a la presencia en el cerebro de unos depósitos insolubles denominados placas amiloides, formadas por péptido Ab. En la última década se ha descubierto que la muerte neuronal característica de la enfermedad se debe a la toxicidad de los agregados solubles, denominados oligómeros Ab, que preceden a la formación de estas placas, y no a las placas en sí mismas.

Uno de los tratamientos terapéuticos de la enfermedad, ya en la última fase de estudios clínicos, consiste en la inmunoterapia, es decir, en el uso de anticuerpos para que actúen contra los agregados. Pero administrar anticuerpos enteros produce a menudo efectos secundarios severos, como la meningoencefalitis y la angiopatía amiloide cerebral.

Un equipo de investigadores del Departamento de Bioquímica y Biología Molecular de la Unidad de Biociencias de la UAB, dirigido por la doctora Sandra Villegas, ha logrado producir un fragmento recombinante del anticuerpo que se encuentra en la última fase de estudios clínicos (llamado fragmento variable de cadena sencilla, scFv-h3D6) que únicamente contiene los dominios responsables de la unión al antígeno, en este caso los oligómeros Ab. Los científicos han podido demostrar cómo estos fragmentos actúan contra los oligómeros solubles formados por péptido Ab de manera efectiva en cultivo celular, y han elucidado su mecanismo molecular de acción.

En la investigación, publicada recientemente en la revista Biochemical Journal, los científicos han estudiado cultivos de células donde los oligómeros Ab producían una mortalidad del 40%. El tratamiento simultáneo con el fragmento de anticuerpo evitó la toxicidad de los oligómeros Ab, preservando la viabilidad celular prácticamente al 100%. El estudio muestra como el mecanismo molecular por el que se evita la toxicidad se basa en la capacidad de este fragmento de “arrastrar” los oligómeros Ab hacia una vía de agregación diferente a la que sigue el péptido Ab, evitando de esta manera la formación de los agregados que destruyen las células y que atrofian el cerebro de los enfermos de Alzheimer. La descripción del mecanismo por el que scFv-h3D6 protege contra la toxicidad del péptido Ab abre también la posibilidad de mejorar su potencial terapéutico.

Pulse Aquí a la Noticia

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>