Una toxina para el Alzheimer

06/06/13

Una toxina producida por la Escherichia coli, una bacteria común presente en el hombre, logra producir en las ratas utilizadas para investigación una regresión de los síntomas neuro-inflamatorios. Es lo que demuestra el trabajo llevado a cabo por científicos del ISS (Istituto Superiore di Sanità) y la Universidad de Bolonia. La confirmación definitiva tendrá lugar recién a partir de la experimentación humana.

Una dosis única de una toxina producida por una bacteria común (la Escherichia coli) presente en el intestino humano consigue hacer retroceder los síntomas neuroinflamatorios del Alzheimer. Es lo que demuestra un estudio italiano –nacido de la colaboración entre científicos del Departamento de farmacología del ISS y estudiosos de Farmacia, Biotecnologías y Ciencias médicas de la Universidad de Bolonia- realizado en ratas utilizadas como modelo de estudio para esa enfermedad neurodegenerativa.

Investigaciones llevadas a cabo en el ISS ya habían puesto en evidencia que la toxina, llamada CNF1, puede estimular la plasticidad cerebral y las capacidades cognitivas en ratas sanas. Pero el nuevo estudio da un paso más y abre nuevos escenarios posibles en la lucha contra el Alzheimer.

“A lo largo de nuestras investigaciones –explica Carla Fiorentini, coordinadora del grupo del ISS que se ocupa de la toxina en cuestión- ya habíamos probado que la CNF1 puede estimular la plasticidad cerebral y combatir los déficits cognitivos y de coordinación en un modelo de murinos en el caso del síndrome de Rett, enfermedad rara del neurodesarrollo”.

“Hoy demostramos que, gracias a la CNF1 –explican Gabriele Campana y Roberto Rimondini-Giorgini, coordinadores del grupo de la Universidad de Bolonia- se pueden contrarrestar síntomas neuro-inflamatorios importantes, comunes a distintas enfermedades neurodegenerativas, incluido el mal de Alzheimer, para las cuales no existe una cura”.

De este estudio preclínico surgió una patente internacional. La etapa posterior es la experimentación en el hombre: los estudiosos esperan que pueda realizarse a la brevedad.

Fuente

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>